#120
(—Según dice la placa, esta pared es un monumento. Hay una pequeña máscara por cada persona que vivió y murió aquí —dijo Juan Reyes.
La foto está tomada como se ve porque “aquí”, según los desconocidos constructores, es el mundo entero. Me abrumó la apariencia de infinitud –de máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras hasta donde alcanzaba la vista– y la cámara, en cualquier, caso, nunca podría haberlo captado todo.
Ni cada cara, ni, desde luego, cada voz, contando los hechos aburridos o espantosos o felices que le había tocado vivir.)

#120
(—Según dice la placa, esta pared es un monumento. Hay una pequeña máscara por cada persona que vivió y murió aquí —dijo Juan Reyes.
La foto está tomada como se ve porque “aquí”, según los desconocidos constructores, es el mundo entero. Me abrumó la apariencia de infinitud –de máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras, máscaras hasta donde alcanzaba la vista– y la cámara, en cualquier, caso, nunca podría haberlo captado todo.
Ni cada cara, ni, desde luego, cada voz, contando los hechos aburridos o espantosos o felices que le había tocado vivir.)

misterios personajes

#118
(El 10 de mayo de 2006, un ataque de la Fuerza Aérea estadounidense –o bien la organización que controlaba el lugar, por razones tácticas o religiosas– destruyó el refugio en las afueras de Bagdad donde se guardaba “un contenedor de metal, provisto de una sola ventana de cristal grueso”, en el que se guardaba “un alma”.
La presente es la única imagen que sobrevive del contenedor, que habría sido llevado en barco por el Golfo Pérsico –no se sabe desde dónde– y luego por tierra hasta Bagdad. El alma sería la sombra tras el cristal. “El otro resplandor es el alma del alma”, dice el testigo.)

#118
(El 10 de mayo de 2006, un ataque de la Fuerza Aérea estadounidense –o bien la organización que controlaba el lugar, por razones tácticas o religiosas– destruyó el refugio en las afueras de Bagdad donde se guardaba “un contenedor de metal, provisto de una sola ventana de cristal grueso”, en el que se guardaba “un alma”.
La presente es la única imagen que sobrevive del contenedor, que habría sido llevado en barco por el Golfo Pérsico –no se sabe desde dónde– y luego por tierra hasta Bagdad. El alma sería la sombra tras el cristal. “El otro resplandor es el alma del alma”, dice el testigo.)

misterios

"A usted", me dice, "le gusta esta película porque en ella la gente corre en la pared, como por arte de magia".

"No", le respondo. "Me gusta porque en ella se ve la misma vida de siempre, pero desde otro ángulo".

(Motodrom, de Jörg Wagner, 2006.)

inspiración Jörg Wagner Motodrom cine documental